La ciudad de Valencia fue fundada en el año 138 antes de Cristo por los romanos. Ha vivido arrasamientos, guerras, ha tenido una multitud de culturas, pero ha sobrevivido a todo.

Valencia se fundó con el nombre de Valentia, tierra de los valientes, gracias al historiador romano Tito Livio y fue un premio concedido por unos soldados y la ciudad se hizo en el Centro Histórico y Barrio del Carmen, donde están los restos enterrados.

En la famosa Plaza de la Almoina podemos ver restos de la guerra antigua entre Pompeyo y Sertorio. Valencia fue abandonada hasta la época del emperador Octavio que se volvió a repoblar y comenzó a construirse edificios públicos. El puerto fluvial en las Torres de Serranos es un ejemplo de estas construcciones.

De la época de los Visigodos, queda poco. Se ha encontrado el yacimiento de l’Almoina, que está junto a la Catedral de Valencia.

Un poco después, en el año 711 llegaron a Valencia los musulmanes arrasando con la ciudad con una nueva sublevación en el año 778. Abd al Raman I construyó unos jardines a los que llamó Russafa y por eso el barrio de Ruzafa se llama así en la actualidad. El nombre de Valencia en árabe se llamaba Balansiya. El Cid Campeador echó a los árabes de Valencia, pero en 1102 volvió a mano de los árabes.

Después, la reconquista de Jaume I en 1238 dejó a Valencia libre y empezó a poblarse con gente de Aragón y Cataluña. Se promulgaron los famosos Furs, las leyes del Reino de Valencia y el Llibre del Consolat de Mar.

La historia de Valencia es infinita pero no os la queremos contar toda porque en nuestros tours podrás saber mucho más.

Esperemos que os haya gustado esta breve historia y origen de la ciudad de Valencia.