Prohibidas las terapias de aversión

La Comunidad Valenciana aprobó hace unos meses la ley de igualdad de las personas LGTBI, que prohíbe las terapias de aversión para modificar la orientación sexual y además pone multas hasta 120.000 euros en caso de infracción muy grave, cómo realizar o difundir de esas terapias.

La ley valenciana para la Igualdad de personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales fue aprobada y con un largo aplauso de todos los grupos.

Prevención de agresiones

El objetivo de esta ley es prevenir agresiones y erradicar cualquier discriminación por cuestiones de orientación sexual, y es la primera norma española que dedica un capítulo entero a reconocer la situación especial y diversa de las personas con variaciones intersexuales o con diferencias del desarrollo sexual.

La ley creó el Espacio de la Memoria LGTBI que alberga documentos sobre la represión que ha vivido y vive este colectivo.

Además, los cuerpos policías de los pueblos y ciudades de más de 50.000 habitantes tengan un grupo en la prevención de delitos de odio.